viernes, 6 de enero de 2012

Sangre de albero - Antonio Canales


Amor de luces

Sangre de albero. Antonio Canales
Antonio Canales (Sevilla, 1961) se viste de luces para deslumbrar con su primera obra literaria. Hijo y nieto de artistas, el bailaor dedica toda su vida a la danza y el flamenco. Así, ha podido compartir escenario con los más destacados bailarines hasta crear su propia compañía en 1992. Desde que en 1990 fuera galardonado con el Premio al Mejor Bailarín Internacional, no ha dejado de sumar éxitos con más de cuarenta obras. Esta vez, entrega toda su pasión, su sensibilidad, su duende… en definitiva, todo su arte, para contar la historia de un antihéroe con aspiraciones a torero. Un niño huérfano de padres que aunque vivió al amparo de unas monjas, se ha curtido como hombre en las calles y de los golpes que la vida le ha azotado en busca del amor y su gran sueño: ser matador. Una historia de la España de los setenta escrita entre bambalinas, agotadoras giras y montajes, que desborda frescura desde sus primeras líneas.

 Prudentemente alejado de la magia que esconden la mayoría de las tradiciones taurinas, el autor opta por la más amarga y oculta de las perspectivas para relatar la historia. Escrita en un lenguaje popular y vulgar, acorde con el talante de su protagonista, Canales busca sus expresiones en la vida cotidiana, en la calle. Su objetivo es transmitir un sentimiento desnudo sin revestirlo con florituras o palabras que hagan tambalear la verdadera esencia de la oración. El libro es la autobiografía de ese protagonista que Canales ha creado, y por lo tanto, las expresiones le pertenecen a él, un hombre de estatus social y cultural bajo. Anacleto, el protagonista, escribe del mismo modo que habla, sin grandes palabros y con lo primero que se le aparece en mente.

Esta novela coloquial destapa sin ningún pudor la trastienda del mundo taurino, llena de empresarios oportunistas, prostitutas, alcohol y falsedades. Arrastra al personaje por los bajos fondos y la alta sociedad española en un ir y venir de la gloria a la penuria, contrastado con la historia de amor maternal que se refleja en las cartas que Anacleto escribe a su desconocida madre. La obra alterna el relato de las desventuras de su protagonista, con estas cartas de la madurez escritas desde la más triste soledad y con un aire melancólico. Desde sus primeras páginas ya despierta sentimientos en el lector, haciendo imposible la indeferencia al final del relato.

A pesar de estar físicamente dividida en diecisiete capítulos, con un prólogo y un epílogo relevantes, en su esencia podríamos dividirla en el relato de la vida y las cartas, pues se muestran dos facetas diferentes: el hombre vital e invencible, el que recibe a portagayola las cornadas de la vida; y el hombre sensible, escondido en el burladero, rendido a la soledad y en busca del amor.

De igual modo que el protagonista se encuentra a medio camino de todo en la vida, la obra está a medio camino del romance y la picaresca, mostrando de soslayo a su verdadero protagonista: el amor. Por ello es que la obra no sólo se limita a taurinos, sino a todo aquel que busque una historia de amor.


SANGRE DE ALBERO
Antonio Canales
Ediciones del Bronce, 2002
217 págs.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Design: WS · Logo designed by Ane Torres TOR.